Compliance para el sector educativo y formativo

Aunque es un término que ahora está en boca de muchos, el Compliance es algo que se viene haciendo hace décadas en otros países. Los mandos intermedios eran los encargados de velar por que se cumplieran las normas y controles de calidad en las empresas. A raíz de los escándalos financieros de los 90 en adelante, el llamado “compliance officer” asumió un papel fundamental en dicho control.

Hoy en día nos referimos a Compliance para hacer referencia a la garantía de que la actividad que se realiza en la empresa y quienes la conforman, se realiza en base al cumplimiento de la legalidad vigente. Para garantizar que aquellas personas que forman parte de la empresa cumplen con el régimen normativo actual, se han implementado políticas internas y Códigos Éticos que otorgan a la empresa un plus de seguridad jurídica. En una empresa de formación no reglada es necesario diseñar un organigrama normativo interno que nos permita desarrollar la actividad en un margen de seguridad.

Esta normativa interna es la respuesta de la empresa a la reforma del Código Penal que, abandonando el viejo principio de que las sociedades mercantiles no pueden delinquir, incorpora la responsabilidad penal de la empresa por los delitos cometidos tanto por directivos como por empleados.

Implementar un programa de compliance disminuye el riesgo de que pueda existir responsabilidad de la persona jurídica a través de un conjunto de protocolos internos.

  • Primero se identifican las actividades que se realizan en la actividad y los riesgos que se pueden estar asumiendo. Con esto se prepara un mapa de riesgos de comisión de delitos en función de las distintas áreas o departamentos de la empresa.
  • Se establecen seguidamente unos protocolos de prevención, procedimientos de control interno de acuerdo a las novedades normativas, medidas correctoras de deficiencias y de imposición para notificar debidamente el funcionamiento.
  • Se sientan las bases de un sistema disciplinario y de sanción en caso de incumplimiento.
  • Se realiza una verificación periódica del modelo.
  • Y se establece un canal de denuncias.

Implementar un plan de cumplimiento normativo (Compliance) es recomendable para los centros educativos y las empresas de formación, ya que la normativa que regula el sector cada vez es mas compleja y necesita de mayor autoregulación interna, y además debemos de tener en cuenta que el desarrollo del formato online aún hace mas necesario disponer de Compliance.

. Contacte con nosotros sin compromiso y estudiaremos la viabilidad de este programa para su Centros Educativo o Empresa de Formación.

Con dicho Plan crearemos unos códigos y protocolos internos y externos a seguir que aumentan el valor reputacional de la marca yl a cultura corporativa, mejorando así la imagen ante terceros, y garantizando seguridad jurídica, algo de vital importancia en la sociedad actual.

Dichos planes, son muy recomendables en Centros Educativos, ya que cada vez es mas compleja la Gestión y Dirección de un Centro y es totalmente necesario invertir en crear normativa interna y un protocolo de cumplimiento normativo para poder depurar responsabilidades frente a terceros..

MabogadosCompliance